Crónicas de un Freelance

Así es, ahora es tiempo de contar lo que le sucede a un frelance y aún cuando no supo bien que pedo con el pedote original.

Sabemos que los tiempos no son faciles y por eso hay que buscar opciones de conseguir mas lana, pues me llego una y buena opción,  pero como todo, esto también lleva sus contras, aunque en realidad no es que sean “contras” es por decirlo de alguna manera, más bien es enfrentarse a un error no conocido, siempre es miedo a algo nuevo.

Pues bien se trata de un sitio web, en el cucal utilizamos un cms drupal, este sitio jalo muy bien, pero el día de ayer hicieron una actualización al usuario administrador, le cambiaron el “usuario” y la contraseña, esto al parecer habia funcionado pero a fin de cuentas no furulo.

Que es lo que proboco que? al parecer que se bloqueara la BD, cuando uno trataba de firmarse en el sitio, este decia que el usuario administrador, estaba relacionado con una cuenta de correo reservada y que no podia terminar de firmarse. Eso nos llevo un ratote, dumpeamos la BD la pusimos en otra y tomala que era lo mismo, revisamos y nada, la verdad ya estabamos aburridos, asi que revisamo y revisamos, y hay una tab la en la BD que se llama access, hoy en la mañanita me levate a revisarla y me tope con que tenia por ahi el campo de mail y un block o algo asi no lo recuerdo bien, asi que me dispuse a borrar el contenido y que funciona.

Señores se les pasa esto con drupal, ya saben vayan directamente a la tabla access y ahi estará la solución, bueno por lo menos en mi caso resulto satisfactorio.

Asi es esto del abarrote, tal vez es algo sencillo y cotidiano para algunos pero en esta ocacion si me quito el sueño.

Ahora a sguirle.

Crónicas de un Borracho

Borracho yo he nacido, borracho yo he crecido y se sinceramente que borracho he de morir, asi como dice la canción que canta Javier Solis.

Todos tenemos muchas que contar, y sobre todo cuando se traen algunos grados de alcohol corriendo por las venas y mezclada con la sangre!

En muchas ocaciones escribi en mi blog cuando andaba algo ebrio, eso ya hace muchos años, de hecho esos post estan borrados, tal vez por ahi en alguno de mis respaldos tenga la base de datos de aquel entonces, eran muchos post melosos jejeje,  los cuales ya no quería tener en mi blog, tengo mucho que no escribo algo despues de que hubiera bebido. Hoy es el día, aunque no he bebido hoy.

Esta es una crónica de un borracho, uno toma a veces por gusto, por vicio, por penas de amor o de lo que tenga pero siempre hay una razón para beber.

El pasado viernes saliendo de la chamba nos fuimos a hechar unas chelas el Omar, soto, el niñazo y sorprendentemente el juan esteban, callate habladoooor jejejejejej bueno fuimos al charco y ahi pos ya chelando salienro algunos menesteres algunos sabran de que se trata, ahí es donde comienza la crónica de un borracho, pues cheleamos y fuga, lleve al omar a la oficina por su carro, ya platicamos un par de cosas él y yo.

Acto siguiente me dispuse a irme a mi casa,  ho! sorpresa pues ya estaba chispieando, asi que me dispuse a menejar y pues como siempre suelo hacerlo, per ahora con algunas cosas pensando, amores, trabajo y demas y con Javier acompañandome en el esterio del carro, aquí biene lo mas peligroso, del carril de la izquierda me dispuse a irme al carril de la derecha, pero una cuadra antes de Av. Patria toco el alto y un cuate se freno en seco todo parecia que se pasaria la luz pero no decidio a última hora, y tuve que frenar, pero no fue suficiente asi que tuve que meter el freno de mano, y a eso le sumamos que el pavimento mojado pues el carro siguio por pura física, cuando meti el frendo de mano para no estamparme con el carro de adelante pues se me coleo el bendito clio, el problema es que a la hora de colearse me fui hacia una cochera pero era parada de camiones y un señor que estaba a un lado  pues le saque un susto  de su vida, lo malo es que corrio poniendoseme enfrente de mi y tuve que volantear para asi hacerme mas inclinado y no llevarmelo. Afortunadamente no paso nada malo, claro esto es solo un aviso.

La moraleja de este relato de un borracho es que no deberían exisitir crónicas de borrachos, el alcohol, el volante y la velocidad no son buenos amigos.

Uno no experimenta en cabeza ajena hasta que le sucenden a uno.

Sigamos la campaña de si toma no maneje.